NOVEDADES

Información de actualidad

Sistema modular podría utilizarse en viviendas sociales

FEB 28 | 2014 - PUBLICADO POR ADMINISTRADOR

La empresa Sistemas de Construcción Industrial S.A.S (Sisdeco S.A.S) ganó el premio planes de Negocio Cultura-E en el 2011, con una propuesta de vivienda modular y desde entonces no ha parado de perfeccionarla.

El proceso le ha llevado a hacer módulos empresariales para algunas compañías privadas y, recientemente, recibió propuestas del sector público para aplicarlos en soluciones de viviendas de interés social (VIS).

Una de las ventajas es que la construcción no es tan rígida, además sus ocupantes pueden armarlas según sus necesidades e intereses, de hecho montar un módulo de diez  toma sólo un día y medio.

Esta idea fue patentada en España por el arquitecto Jaime Sarmiento Ocampo, quien explica que estas edificaciones no podrían clasificarse dentro de lo que se conoce como casas prefabricadas, porque además son sismo resistente, son como una especie de lego grande que el usuario puede armar, desarmar, transportar y añadirle o quitarle piezas.

Según el Arquitecto, son amigables con el medio ambiente ya que están hechas de materiales reciclables y además son bioclimáticas ya que entre sus revestimientos interiores y exteriores circula una corriente de aire que funciona como cámara térmica que aísla la temperatura y el sonido. Además no consume energía en su proceso de construcción porque se arman manualmente, tampoco se requiere de maquinaria pesada para su instalación pues esta se adapta al terreno, la cimentación es mínima y los materiales son ligeros, así que no requiere transporte pesado para su portabilidad.

LOS MÓDULOS SE ARMAN RÁPIDO, SON SOSTENIBLES Y ECONÓMICOS.

“Este sistema también tiene muchos beneficios económicos, ya que comparado con la construcción tradicional los costos se reducen en un 20%, incluso se gasta 70% menos de tiempo en ejecución”, señala Sarmiento.

SOLUCIÓN BARATA Y FUNCIONAL

El precio mínimo de construcción de una de estas casas modulares con lo más básico pero con todos los acabados es de $490.000  aproximadamente.

Cuando la edificación es autoconstruida, el precio puede disminuir un 10% aproximadamente. Además de vivienda social y módulos empresariales, estas unidades podrían utilizarse para campamentos de obra, locales comerciales, hoteles, escuelas y oficinas.

Sus beneficios son la ligereza, tecnología, versatilidad, economía y sostenibilidad.